Día 8 de julio

Se acercan los últimos días y hoy hemos tenido fuertes emociones. Tras madrugar un poco más de lo normal, desayunar y preparar el equipo, a las 09.00 horas ya estábamos en el autobús que nos tenía que llevar a la zona de “Piedras Rojas” en Candanchú.

Al llegar, asombro, excitación y primeros abandonos al observar la montaña que debíamos escalar. Aun así, muchos chicos del campus han decidido realizar un “yoyó” subida con apoyo de las aristas de la pared y bajada en un pequeño rapel. De ahí se han dirigido al verdadero descenso de la pared, un rapel de 25 metros, del que, doy fe, al asomarse daba verdadero respeto.

Regreso al mediodía hacia el albergue y comida con un poco de retraso;  fideuá y alitas de pollo, que han servido para llenar ese vacío en el estómago que había surgido con los nervios de la experiencia de la escalada.

Por la tarde se han reanudado los entrenamientos, alternados con el relax de la piscina. Nuevos partidos entre los participantes, algunos de los cuales han demostrado un nivel muy alto. Esperamos que el aire puro que están respirando en estos diez días de campamento, les sirva para realizar una gran temporada en sus respectivos equipos.

Un saludo desde Jaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *