Día 2 de julio

Comienzo de un nuevo día tras los nervios de la primera noche fuera de casa. Al coincidir con varios grupos en el albergue la noche no ha sido todo lo tranquila que deseábamos, aunque estamos seguros que tras el primer entrenamiento de esta tarde el cansancio hará mella en los chicos.

Por la mañana y tras el desayuno hemos tenido las fotos oficiales del campus, algo que no pudimos hacer ayer por el retraso que nos acumuló el partido de la selección española de fútbol y de infausto recuerdo.

Después, a las 11.30 horas, ha comenzado el ciclo de charlas programadas en el campus. Hoy nos han visitado los conferenciantes del Grupo Piquer, participantes en el Plan Prevengo, un potente programa de innovación educativa. Los temas tratados en la charla han sido el acoso escolar y el bullying. Interesante charla, aunque se nos ha hecho un poco larga por pequeños problemas técnicos con el sonido.

Al finalizar nos hemos trasladado al comedor, donde hemos degustado un plato de arroz con tomate y un plato de pescado, que como pueden suponer no ha tenido mucha aceptación.

Después de la comida y el reparto del banco llegaba lo que todos esperaban, el primer entrenamiento, que se ha desarrollado con mucha intensidad y en el que los monitores-entrenadores han podido ver las primeras acciones de calidad de los chicos. Alternando con el fútbol y al haber sido dividido el campus en dos grupos, la piscina servía de divertimento y relax para el resto de componentes del mismo, hasta que llegaba su hora de entrenar.

Tras una reconfortante ducha llegaba la hora de volver al albergue y prepararse para la cena, la cual ha sido de un mayor agrado para los chicos.

Para acabar el día, la mitad de los chicos han tenido una sesión de inglés «futbolero», en la que cada niño se ha presentado al resto indicando su equipo y la posición en la que juega habitualmente. Todo en inglés, por supuesto. La otra mitad ha participado en un juego de «fútbol ciego», en el que cada chico ha tenido que guiar a un compañero que se desplazaba con los ojos vendados. Un ejercicio muy interesante para fomentar el compañerismo y el trabajo en equipo.

Mañana nos espera un día bastante duro, con una marcha de montaña y actividades varias.

Seguiremos informando desde Jaca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *